Reducir el estrés, mejorar la salud, tener más calma, tranquilidad o serenidad son varios de los motivos que llevan a practicarlo. Almudena Plaza, profesora profesional de esta disciplina, ofrece una visión más amplia y considera que no se trata de un deporte ni de mera meditación. “Es un modo de vida. Logras mejorar a todos los niveles: anímico, espiritual…”. Plaza estudió Bellas Artes, especialidad en diseño gráfico, escenográfico e industrial, pero dejó de lado su profesión para continuar su formación e impartir yoga en Jerez. Leer noticia.