Aún en estos días hay ciertas personas que, como yo, nos seguimos preguntando las razones que han podido existir detrás de la violencia religiosa, porque no llegamos a dar crédito a lo sucedido. Que masacres como la de Kenia sigan sucediendo en un nuestro planeta, que es de los más pequeños que existen en el universo, es realmente un hecho inconcebible e inaceptable. Leer artículo