Podríamos llegar a estar todos de acuerdo en que el estrés es un factor que está a la orden del día a todos los niveles, tanto en casa como en la vida laboral. Siempre solemos pensar en el estrés como algo personal que vivimos cada uno de nosotros en primera persona, y pensamos que todo nos viene de fuera, de agentes y situaciones externos que están ahí y que no podemos controlar. Pero lo que nunca solemos pensar es en la cantidad de estrés que podemos generar nosotros mismos a los demás. Leer artículo.